¿Por qué ampliar un volumen en AWS?

Las instancias de AWS tienen por defecto una capacidad de 8GB y aunque podemos ampliar su tamaño cuando las creamos, no tiene sentido pagar por recursos que no utilizamos. La manera correcta de proceder es ir ampliando el almacenamiento según sea necesario.

Veamos como hacerlo

Ampliar un volumen en AWS paso a paso

1. Localizamos la instancia y seleccionamos el volumen

Una vez seleccionada la instancia, nos desplazamos por la ventana inferior hasta que encontramos sus discos duros. Hacemos click sobre el que deseamos ampliar, lo que nos llevará a la ventana de gestión de volúmenes 

2. Modificamos el volumen

Seleccionamos Modify Volume y accedemos a la ventana donde podremos realizar los cambios deseados

Indicamos el nuevo tamaño, y si fuese necesario. cambiamos el tipo de disco. Hacemos click en Modify  y se nos abre la ventana de confirmación con las instrucciones necesarias para hacer que los cambios surtan efecto.

Confirmamos los cambios y esperamos a que el volumen esté listo. Podemos comprobarlo cuando el indicador de estado pase a verde. También veremos en la parte inferior que la modificación ha alcanzado el 100%, lo que nos confirma la información detallada.

3. Confirmamos los resultados

En el caso de una instancia Linux podemos comprobar que el sistema ya reconoce la nueva capacidad del disco, aunque todavía no la aprovecha del todo.

Si es una instancia de nueva generación, será suficiente con reiniciarla y podremos disfrutar de nuevo nuevo disco ampliado.

Si ese no fuese el caso, tendremos que modificar las particiónes utilizando para ello las herramientas del sistema operativo.

Limitaciones del proceso de modificación

Hemos visto que el proceso de ampliar un volumen en AWS es extremadamente sencillo y se puede realizar en caliente para la mayoría de los casos.

Sin embargo existen algunas limitaciones, entre ellas:

  1. Solo podemos aumentar el tamaño de los discos. Si queremos reducir un volumen será necesario crear uno del tamaño adecuado y copiar la información pertinente con las herramientas del tamaño operativo.
  2. Aunque el tamaño máximo de un volumen es 16TB, es necesario tener en cuenta las restricciones del sistema operativo subyacente. Por ejemplo, el disco de arranque no debe superar los 2TB para alguna AMI
  3. En algunos casos puede ser necesario separar el volumen o detener la instancia. En esos caso seremos notificados con el mensaje de error adecuado al intentar modificar el volumen.
  4. En volúmenes antiguos (asociados con anterioridad al 1/11/2016) será necesario separarlos, volverlos a asociar y reiniciar la instancia antes de modificarlos

Finalmente, es recomendable realizar una copia de seguridad antes de iniciar el proceso de modificación. Una forma simple de hacerlo es realizar una instantánea del volumen. Podemos eliminarla una vez finalizado el proceso para evitar gastos adicionales.

0 0 vote
Valoración del artículo
Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments